Salud en el viaje

Para cualquiera de los miembros de la familia deberemos, en caso de ser propensos a mareos, intentar poner los medios para resguardarse del mal momento. Los adultos deberán proveerse de pastillas o chicles para el mareo, adquirir algún repelente para insectos, aprovisionarse de protector solar en caso de que movernos en verano, aunque no vayamos a zonas de playa .

Los niños, si son propensos a marearse, debería procurar que los pequeños miren al frente o si van a mirar por una ventana, que lo hagan siempre por la misma. Para asentar el estómago hay varios trucos que pueden funcionar: tomar un poco de comida sólida antes de salir (un sándwich sin lácteos por ejemplo), mantener un chicle o un caramelo, para que la salivación contribuya; también, junto a su pediatra, podrían considerar el uso de parches o pastillas para el mareo.

Es conveniente que los chicos no

  • Lean ni dibujen,
  • beban bebidas carbonatadas, es decir, beban solo agua normal (en pequeñas cantidades)
  • Tomen lácteos, para evitar que se agrien,
  • Tomen comidas copiosas
Para el viaje al exterior os recomendamos que vuestros pequeños lleven todas las vacunas necesarias.
Conoce a Forti
Actividades familiares
Primeros auxilios

HOTELES RECOMENDADOS

En Conil, Fuerte Hoteles le recomienda el complejo formado por el Hotel Fuerte Conil y el Hotel Fuerte Costaluz, sobre todo debido a que cuenta entre sus servicios unos fantásticos clubes infantiles: Forti Club. Ver »

En la impresionante Sierra de Grazalema, el Hotel Fuerte Grazalema cuenta con una granja con muchos animales, donde los niños podrán disfrutar de una naturaleza viva bajo el control de unos fantásticos supervisores. Ver »