Los peligros del sol

El sol es peligroso.

Eso no se lo escapa a nadie, pero parece ser que en estas fechas a mas de uno se le olvida y horas y horas bajo el sol producen daños irreparables en la piel del adulto.

Si el adulto sufre en su piel con el sol, cuanto no más sufrirá la piel de los niños; en realidad, los niños son más susceptibles a los efectos nocivos de las radiaciones ultravioletas que los adultos y debemos recordar que la piel "tiene memoria". La niñez es una etapa clave para educar a los mas pequeños en una cultura del sol mas que saludables.

Hábitos saludables (y de recomendable cumplimiento)

  • No llevar a los niños de menos de 6 meses a la playa, su piel es demasiado sensible en esa época.
  • La exposición al sol ha de hacerse de poco a poco. Ojo, no quedarse más de un cuarto de hora al sol inactivo.
  • Utilizar siempre crema protectora de alto índice (mejor adquirirla en una farmacia) antes de exponerse al sol (ya sea en la playa o si vamos a pasear por la ciudad). Renovarla constantemente, cada vez que sequemos al niño, cada vez que se bañe...
  • Hidratar la piel una vez terminada la exposición al sol.
  • Evitar las horas de máxima intensidad solar; es muy recomendable no limitarse a sentarse en la sombra, sino directamente retirarse de la playa.
  • Uso de sombreros, camisetas (porosas, de algodón y oscuras) y gafas de sol (compradas en ópticas o farmacias)
  • Re-hidratarse constantemente bebiendo zumos o aguas (no son aconsejables las bebidas con gas)
  • Por muy moreno que el niño esté no hay que dejar de usar la crema protectora
  • Es común sufrir serios problemas los dias nublados porque no nos damos cuenta que los rayos ultravioletas sobrepasan las nubes que ocultan el sol y la calor.
  • Para evitar los golpes de calor en los bebes es fundamental que esté perfectamente hidratado.
Conoce a Forti
Actividades familiares
Primeros auxilios

Artículos relacionados

Viajar con mayores.Se recomienda prestar especial atención durante los meses de verano, ya que el consabido aumento de las temperaturas, los cambios en su localización o los cambios de horario pueden afectar negativamente. Ver »