Excursiones

Cuando llevas niños, las excursiones tienen que hacerse en sitios cercanos a vuestro destino. Si los padres van solos, no hay inconvenientes en realizar excursiones de varias horas de viaje, pero los niños no aguantan el ritmo y pueden ponerse muy impertinentes ante la obligación de meterse de nuevo en el coche durante tantas horas.

Lo mejor será, en la preparación del viaje que hagáis con los niños, crear interés en los chicos sobre el destino, y hacer las posibles excursiones con ellos, para que opinen y hagan suyo el viaje.

No olvidar incorporar al equipaje de mano que lleváis algunos refrigerios para hacer frente a posibles gusas que tengan los chicos, cosas sin gas (zumos, aguas,...) y alguna chuchería (¡sin pasarse!) .

Las excursiones a la naturaleza son de descubrimientos plenos. La observación de animales y plantas, con sus respectivas explicaciones, reforzadas por unas explicaciones previas, creándole expectación sobre lo que va a ver.

Muchos de los lugares que se van a visitar tiene su historia: desde antiguos castillos, a pueblos abandonados, zonas de romería,... Esta otra historia de los sitios donde vamos a vivir nuestras aventuras nos ayudará a educar a nuestros hijos sin que ellos se den cuenta, sin imposiciones y lo verán como un cuento.

Las capitales andaluzas, sin ir mas lejos, abren multitud de esquinas al viajero con niños donde encontrar las mas bellas historias de princesas y aventuras, como en los baluartes de Conil, Cádiz o el colorido malecón. El Rompido, Huelva, con su mágica historia americana, llena de empresas de descubrimiento, de América, como bypass entre Europa y latinoamérica. O Marbella, Málaga, monumental y multicultural, para visitar su centro lleno de misticismo, o esa alcazaba, que se erige en lo alto de la ciudad, como vigía incansable e, incluso, su teatro romano, donde tantas obras de teatro otrora fueron presentadas...

Para ampliar información les recomendamos la Blog Fuerte Hoteles.

Conoce a Forti
Actividades familiares
Primeros auxilios